Fedecoltenis :: Federación Colombiana de Tenis

Uriel Oquendo, una vida dedicada al tenis

Fecha: 2017-03-30

Uriel Oquendo. Foto: Felipe Velez.

La figura de Uriel Oquendo está estrechamente relacionada con la historia del tenis colombiano: fue un destacado tenista que contó con la suerte de representar al país en diferentes lugares el mundo y enfrentar a los mejores, luego decidió inclinarse por la enseñanza y se preparó como entrenador logrando ser, entre otros, capitán del Equipo Colombia de Copa Davis en la década de los setenta y luego en los noventa.

Como entrenador se formó y se especializó en Estados Unidos, retornó a Colombia y fundó la Academia Colombia de Tenis, guiando a muchos de los mejores tenistas nacionales en los últimos 20 años.

Por su labor incansable en el tenis, días atrás recibió un importante reconocimiento por parte de la United States Professional Tennis Registry (USPTR) y en entrevista con la Federación Colombiana de Tenis nos contó pormenores de esta mención y de su trabajo en el deporte blanco colombiano.

Ya tiene una buena cantidad de años vinculado al tenis colombiano como jugador, entrenador y dirigente. ¿Se ha sentido a pleno con la labor que ha realizado?
Sí, la vida me dio la suerte de vivir del tenis en todas las etapas y posiciones y me he dedicado mucho a la enseñanza de personas para que tengan el tenis como una opción más de vida.

¿Qué recuerdos importantes tiene de su etapa como jugador?
Yo jugué mucho tiempo en Europa como profesional y tuve la suerte de enfrentarme a jugadores de esa época que eran número uno como Manolo Santana, Ken Rosewall, Nicola Pietrangeli, y jugar los torneos grandes: lo hice en Italia, en España, en Francia, en Inglaterra y fue una etapa muy linda de la vida que me permitió conocer el mundo. 

Uno de sus roles más destacados ha sido el de entrenador. ¿Por qué decidió dedicarse con más ímpetu en este campo?
La vida lo va marcando y le va dando a uno oportunidades. Yo tuve la oportunidad de haber trabajado 10 años para el campeón mundial Arthur Ashe en los Estados Unidos, y fui tomando cursos para ser entrenador de tenis allá y así fue que entré a trabajar dando cursos para entrenadores, he dictado en muchas partes del mundo y más o menos 400 en Colombia. He logrado promover a los mejores jugadores de Colombia en los últimos 20 años. 

Tuvo la oportunidad de prepararse en Estados Unidos y tuvo como mentor, entre otros, a Arthur Ashe. ¿Un privilegio aprender de este grande del tenis?
Es algo muy especial. Primero porque Arthur a los 18 años no podía jugar tenis con los blancos y es una cosa histórica que el estadio más grande de tenis se llame Arthur Ashe. Entonces aprender de una persona como Arthur sobre cómo se debe llevar la vida apoyando a la gente que está a tu alrededor en tu profesión, todavía me inspira a cada momento. 

Hace poco obtuvo reconocimiento de la USTPR. ¿Por qué se dio esta condecoración?
Esta es una organización mundial que tiene 12 mil afiliados en 120 países que nos dedicamos a enseñar tenis en diferentes niveles. Como mi mentor en la enseñanza es el Presidente de la Asociación, por tantos años de estar ahí en las actualizaciones y mostrando intereses en trabajar en el tenis, esa fue la mención que me hicieron. Ya son 40 años con la Asociación.

¿Qué recuerda de su experiencia de haber sido capitán de Colombia de Copa Davis?
Yo creo que todos los entrenadores del mundo queremos algún día ser capitanes de los equipos de su país. Yo he tenido la suerte de ser capitán de equipos de 12 años hasta Copa Davis, también fui capitán, fundador y patrocinador de la Copa Federación. He tenido muchas oportunidades de mostrar mis conocimientos a los jugadores colombianos, eso es lo que llevo en la sangre y de mantener viva la ilusión de estos deportistas.

Usted estuvo en este cargo en el inicio de los años 90 cuando nos encontrábamos, tal vez, en un bache de buenos jugadores y luego empezaron a emerger tenistas como Mauricio Hadad y Miguel Tobón. ¿Por qué cree que después de Molina, Álvarez y Velasco no hubo destacados tenistas en el país?
El tenis es como por cosechas: hay momentos donde te llegan cuatro o cinco jugadores y te llega una competencia importante. La primera vez que yo fui capitán de Copa Davis fue en 1975 cuando jugamos contra Canadá y los jugadores eran Álvaro Betancur, Orlando Agudelo, ‘Cachito’ Gómez y Javier Restrepo, ese fue un intermedio de jugadores después de Iván Molina y antes de Mauricio Hadad, Miguel Tobón y Mario Rincón que sembraron muchas cosas; no teníamos tanta difusión como ahora pero el nivel de Colombia ha sido bastante bueno en general. Lo que nos ha faltado es una figura importante como William Álvarez, pero siempre ha habido buenos jugadores. Los que están ahora jugando profesional por el país han hecho una carrera muy meritoria y han sembrado el granito para que en este momento haya entre 4 y 6 jugadores, entre 20 y 24 años, que tienen un potencial impresionante. 

¿Era complicado armar el equipo en esa época?
No, nunca hubo diferencias porque el jugador siempre quiere jugar por su país y ese es el honor más grande. Cuando los niños empiezan a jugar hablan de jugar Copa Davis, de jugar Copa Federación. Siempre con los jugadores que más trabajé, que fueron Hadad, Tobón, Rincón, Jaime Cortés, nunca se negaron ni dudaron en ponerse la camiseta y jugar con gran ilusión.

¿Qué le ha faltado a Colombia para el ascenso al Grupo Mundial?
Ha tenido sus opciones y muy claras. Nos falta entender que estos jugadores que tenemos son buenos, muy buenos, y darles de parte del público y la prensa más respaldo: respaldo publicitario, respaldo como deportistas, que cada vez que jueguen Copa Davis llenar esos estadios.  

En 1981 fundó la Academia Colombiana de Tenis, una de las más importantes que tiene el país y donde se han jugado encuentros y torneos de renombre. ¿Cómo nació esta idea y cómo se fue consolidando con el tiempo?
Siempre quise tener al menos un campo propio, la vida me ha premiado en todos los aspectos y en los ochenta vine a Colombia y por casualidad fundé la Academia Colombiana de Tenis, que es una de las cuatro más importantes en Latinoamérica que promueve el tenis todos los días. En este momento tenemos unos 600 niños practicando tenis en varias edades, empezando desde los cuatro años, y lo que hacemos es masificar el tenis. Económicamente nos va bien, deportivamente es bueno lo que se ha hecho desde el pasado y espero que la Academia perdure por mucho tiempo. 

Tuvo la oportunidad de entrenar a Fabiola Zuluaga en su Academia. ¿Qué radiografía puede hacer de ella?
Fabiola llegó a la Academia a los 14 años y entrenó hasta los 26 en la misma sede, esto muestra la honestidad y la identidad con que trabajó y mejoró su tenis. Es una persona que yo admiro cada día. Me acuerdo de su ilusión por ser una gran deportista y lo más admirable es que es una persona que no necesita estar haciendo bulla para vivir tranquila. Ahora parece que está con muchas intenciones de volver a meterse en el tenis, ya como instructora y guiando niños en Colombia. 

¿Cómo ve el momento actual del tenis colombiano y lo que le han dado al país jugadores como Giraldo, Falla, Duque, Cabal, Farah, González?
Todos los días le dan una alegría al país, cuando juegan todos estamos pendientes de sus resultados, hacemos fuerza para que nos representen y tengan opciones importantes. Ellos nos dan mucho, han mostrado personalidad.

Prensa
Federación Colombiana de Tenis
www.fedecoltenis.com
Teléfono de contacto: 316-4686645 / 288 0800
Twitter: @fedecoltenis  

Comentarios

No hay comentarios para este contenido

Dejar un comentario

Para poder dejar comentarios en este sitio, es necesario que usted sea un usuario registrado.

Si usted es un usuario registrado ingrese con su email y clave en este enlace.

Si usted es un usuario nuevo puede registrarse en este enlace.

Patrocinadores

ColdeportesComité Olímpico ColombianoITFMILOCelsiaHEAD ATPColsánitasHyundaiAlcaldía Mayor de BogotáCámara de Comercio de BogotáEl TiempoGases de OccidenteHELISAAGM Sportspagosonline, el pago seguro en internetMILO vertical