Fedecoltenis :: Federación Colombiana de Tenis

Sofía Ríos y Édgar Rodríguez, las nuevas caras del juzgamiento colombiano certificados por la Federación Internacional de Tenis, “Broche verde” en el rol de juez de silla

El juzgamiento colombiano tiene a dos nuevos integrantes certificados por la Federación Internacional de Tenis (ITF). Ellos son los bogotanos Sofía Ríos y Édgar Rodríguez, quienes del 30 de abril al 4 de mayo midieron sus conocimientos en el curso de la Escuela de Árbitros de la ITF en Ciudad de México, en el Club Berimbau en canchas duras.

https://www.fedecoltenis.com/userfiles/sofiayedgarjuecescertificados.jpgAquí, Édgar Rodríguez trabajando como juez de línea en el ATP 250 Claro Open Colombia en julio de 2013; y Sofía Ríos, en su debut en la silla en  noviembre en el ITF Futuro Femenino Profesional 10K Copa Bawer 2013.

Y al finalizar las evaluaciones, tras demostrar su competencia y todo su potencial de desarrollo, recibieron la certificación de “Broche verde” en el rol de juez de silla por el Departamento de Officiating de ITF.

Las Escuelas ITF de Nivel I están diseñadas para árbitros con probada habilidad y experiencia de trabajo en torneos de nivel ITF, los torneos de los Circuitos Profesional, Junior, Senior y de Tenis en Silla de Ruedas.

Y en la pirámide, el proceso del juzgamiento internacional de tenis comienza con el “Broche verde”, “Broche blanco”, “Broche bronce”, “Broche plata” y “Broche oro”. Y los roles son tres: referee, juez de silla y jefe de jueces.

De esta forma, Ríos y Rodríguez, que se suman a la lista total de 16 jueces certificados internacionalmente en el país, dan el primer paso, el más importante, en sus carreras en el juzgamiento deportivo en tenis.

Ríos de ganas

“Es el comienzo de un sueño: seguir la carrera y llegar muy lejos. Ser un aliciente para que más mujeres se acerquen al juzgamiento”, dice Sofía Ríos, quien nació en Bogotá el 23 de noviembre de 1989 y jugó tenis hasta los 16 años. En la adolescencia, abandonó como tantos muchachos.

Con la motivación de su amor por el tenis, y con la fuerza de un tornado, Sofía eligió otro camino. “Me gusta estar mucho estar en el campo, me gusta vivir ese ambiente de torneos y tener esa responsabilidad que requiere esta carrera. Y siendo mujer siento”, dice Ríos, quien terminó sus estudios como Tecnóloga en Entrenamiento deportivo en el SENA.

Ahora, empuñando los libros de texto de sus clases de inglés a las que acude motivada, inicia una nueva etapa para Sofía. La idea es coger más experiencia en la silla, primero trabajando en Colombia y si se da la oportunidad sería muy bueno, salir afuera.

La experiencia en México dice fue muy buena, comenzando por la buena onda de sus compañeros, y por la atención y la enseñanza impartida por los evaluadores. “Fui con la expectativa de la evaluación, pero realmente fue mucho más lo que se aprendió. Sobre todo en decisiones mantener la tranquilidad cuando uno está ahí. Nunca había arbitrado en cancha dura y en una competencia de hombres, un gran desafío que generó nerviosismo en mí pero que supe manejar y salí adelante”, afirma.

Sofía representa con gallardía, la nueva sangre del juzgamiento femenino en Colombia, que parecía extinto pero que hoy florece con el futuro y el potencial.

Édgar, con e de ejemplo

“Más que el mérito de tener el broche, era un reto personal que tenía”, cuenta Rodríguez quien había aplicado dos veces a la certificación “Broche blanco” en 1993 en Santa Cruz Bolivia y 1995 en Cochabamba en Bolivia, y no las había pasado debido al inglés, idioma universal en el tenis, como la música en el mundo, que hay que dominar como requisito fundamental para poder ser juez internacional.

“Como me dio ese revés el arbitraje, entonces desistí”, cuenta Édgar, quien pese a esta noticia mantuvo el contacto con el arbitraje.

Para él, esta certificación es retomar la carrera de arbitraje. Rodríguez luchará con la honradez y la firmeza que lo caracteriza por lograr el “Broche blanco”, a sabiendas de que en Colombia hay muy buenos con esa distinción.

Quiero tener la oportunidad en los diferentes Torneos Futuros que se desarrollarán aquí en Colombia para lograr mantener el broche -uno de los requisitos que pide la ITF-, y además para mantenerse con ritmo. Y si no se puede, insistir como juez de línea.

“La idea es darle al inglés para volver a intentar “Broche blanco”. Estoy muy motivado, muy contento, este es un escalón más que estoy dando, para seguir con mi sueño que es ser uno de los mejores jueces de Colombia”, sentencia Rodríguez, entrenador de tenis y quien se encuentra en la búsqueda de un empleo que le permita sobrevivir.

En paralelo al Curso Nivel I en México, la ITF organizó Cursos de Juzgamiento en Corea, el Nivel II “Broche blanco” como juez de silla; y en Doha el Nivel III “Broche plata” y “Broche bronce” como juez de silla y “Broche plata” como referee.

Pablo de Narváez
Periodista
Federación Colombiana de Tenis
www.fedecoltenis.com
Teléfono de contacto: 316-4686645 / 288 0800
Twitter: @fedecoltenis

Comentarios

{{comentario.comentario}}

Por {{comentario.user.nombres}} el {{comentario.fecha|fecha}}

Dejar un comentario

Para poder dejar comentarios en este sitio, es necesario que usted sea un usuario registrado.

Si usted es un usuario registrado ingrese con su email y clave en este enlace.

Si usted es un usuario nuevo puede registrarse en este enlace.

Aliados Institucionales

Coldeportes
Comité Olímpico Colombiano
ITF
COSAT
Bogotá DC

Patrocinadores

Wilson Colombia
LATAM
Spinning Center
Colsánitas
Peugeot
Agua del Nacimiento
Pedialyte
Antillana
People Plays
Win Sports
HELISA
Match Point
AGM Sports
pagosonline, el pago seguro en internet